Un llamado para la Sensatez en el sexagésimo aniversario del Manifiesto del Russell-Einstein

Sesenta años después de que Albert Einstein y Bertrand Russell emitieron su manifiesto sobre la amenaza creciente de guerra mundial, el mundo sigue enfrentando la posibilidad de aniquilación nuclear junto con la amenaza inminente del cambio climático.

Por Emanuel Pastreich

Fue exactamente hace 60 años que Russell y Einstein se reunieron con un grupo de intelectuales destacados en Londres para redactar y firmar un manifiesto, en el cual denunciaron el impulso peligroso entre facciones comunistas y anticomunistas del mundo hacia la guerra. Los firmantes de este manifiesto incluyeron ganadores destacados del Premio Nobel como Hideki Yukawa y Linus Pauling.

Fueron francos, equivaliendo el impulso hacia la guerra y conversaciones imprudentes sobre el uso de armas nucleares, que en aquel entonces avanzaba por los Estados Unidos [EEUU] y la Unión Soviética, como poniendo en peligro a toda la humanidad. El manifiesto argumentó que los avances tecnológicos en particular la invención de la bomba atómica, habían puesto a la historia humana en un nuevo y posible rumbo desastroso.

El manifiesto declaro en términos severos la decisión confrontando a la humanidad:

Aquí entonces está el problema, el cual nosotros les presentamos a ustedes, duro y horrible y inevitable: ¿Pondremos fin a la raza humana? o ¿renunciará la especie humana la guerra?

El Manifiesto de Russell-Einstein obligó una seria reconsideración de la peligrosa dirección estratégica en la cual los EEUU se dirigía en ese entonces, y fue el comienzo de una recalibración del concepto de seguridad que resultaría en la firma del Trato de No Proliferación Nuclear en 1968 y las platicas del control de armamento de los 70s.

Pero hoy en día recibimos poco consuelo en esos logros. Los EEUU se ha olvidado enteramente de sus obligaciones bajo el Trato de No Proliferación Nuclear y las palabras “control de armas” han desaparecido de las platicas sobre seguridad. El año pasado los EEUU ha confrontar a Rusia en Ucrania a tal grado que muchos han hablado del riesgo de guerra mundial.

Como consecuencia, el 16 de julio de este año Rusia declaro que agregará 40 nuevos ICBMs [un misil
balístico intercontinental], como respuesta a la inversión de los EEUU en la actualización de sus fuerzas armadas durante los últimos 2 años.

Semejantes tenciones han surgido entre Japón y China acerca de las islas Senkaku/Diaoyutai y entre los EEUU y China sobre el Mar de la China Meridional. Debates acerca de la posibilidad de guerra con China están apareciendo con frecuencia creciente en medios de comunicación occidentales, y un esfuerzo profundamente perturbarte está emergiendo para la militarización de las relaciones entre América y Asia.

Sin embargo, ahora los peligros de guerra nuclear son complementados por una amenaza equivalente, o incluso mayor, el cambio climático. Hasta el Comandante del Comando del Pacifico, Almirante Samuel Locklear dijo al Boston Globe en 2013 que el cambio climático “posiblemente es lo más probable que pasará…que paralizará el ambiente de seguridad, probablemente más probable que otras situaciones hipotéticas que a menudo discutimos.”

Recientemente, El Papa Francisco publico una encíclica detallada y directa dedicada a la amenaza del cambio climático en el cual el acuso:

Es extraordinario lo débil que la respuesta internacional ha sido al [cambio climático]. Así que lo mas que se puede esperar es retorica superficial, actos esporádicos de filantropía y expresiones indiferentes de preocupación por el medioambiente, mientras que cualquier intento sincero de grupos dentro de la sociedad para introducir cambio son vistos como una molestia que se basan en ilusiones románticas, o un obstáculo que hay que eludir .

Al acercarse el 60ª (sexagésimo) aniversario del Manifiesto de Russell-Einstein me puse más inquieto por la falta de acción entre los mejores educados y conectados ante el momento más peligroso de nuestra historia contemporánea, más grave aun que la catástrofe que Russell y Einstein contemplaron. No solamente estamos enfrentando la creciente probabilidad de guerra mundial, sino también hay indicaciones que el cambio climático está avanzando más rápidamente de lo previamente estimado. La revista Ciencia [Science Magazine] recientemente publicó un estudio que predice destrucción masiva marina, si continuamos con las tendencias actuales, incluso los glaciares de la Península Antártica del Sur que una vez se considerados ser los más estables, se les observa estar derritiendo rápidamente. Aun así no vemos ni el esfuerzo más superficial por defender contra esta amenaza por parte de las grandes potencias.

Hable informalmente con mi amigo John Feffer, el director de Política Exterior [Foreign Policy] en Focus y asociados del Instituto Asiático, sobre mis preocupaciones. John ha escrito ampliamente sobre la necesidad de nombrar el cambio climático como la amenaza a la seguridad principal y también ha trabajado estrechamente con Miriam Pemberton del Instituto de Estudios Políticos [IPS] en esfuerzos para alejar a los EEUU de una economía militar. Entre nosotros hemos armado una versión ligeramente actualizada del manifiesto que destaca el cambio climático—una cuestión que no se entendió en 1955— y por este medio lo hemos publicado en forma de una petición al cual invitamos a todo el mundo a firma. Esta nueva versión del manifiesto está abierta a la participación de todos; no es limitada a un grupo élite de ganadores del Premio Nobel.

También hable con David Swanson, un amigo de cuando trabajaba en la campaña de Dennis Kucinich para la candidatura Demócrata en 2004. David ahora actúa como director de El Mundo Más Allá de la Guerra [World Beyond War], un esfuerzo amplio para crear un consenso de que la guerra ya no tiene ningún lugar legitimo en la sociedad humana. El ofreció introducir el manifiesto a un grupo amplio de activistas y acordamos de que Política Exterior Enfocada [Foreign Policy in Focus], El Instituto Asiático y El Mundo Más Allá de la Guerra [World Beyond War] copatrocinarían el nuevo manifiesto.

Finalmente, le mande el borrador a Noam Chomsky quien inmediatamente ofreció firmarlo y ofreció el siguiente comentario:

El pasado enero el famoso Reloj de Apocalipsis, o del Juicio Final, fue movido dos minutos más cerca a la medianoche, lo más cercano que ha estado desde un gran susto de guerra hace 30 años. Las declaraciones acompañantes, cuales advirtieron que la constante amenaza de guerra nuclear y el cambio climático desenfrenado amenaza gravemente a la civilización humana, me recuerda a la seria advertencia de Bertrand Russell y Albert Einstein a la gente del mundo hace solamente 60 años, pidiéndoles que enfrentaran una decisión “…dura y horrible y inevitable: ¿Pondremos fin a la raza humana? o ¿renunciará la especie humana la guerra?” En toda la historia de la humanidad nunca ha existido una elección como la que confrontamos hoy en día.

La declaración sobre el 60ª aniversario del Manifiesto de Russell y Einstein se muestra a continuación. Le urgimos a toda la gente que le concierne el futuro de la humanidad y la saludo de la biosfera del planeta, a unirse a nosotros en firmar esta declaración y que inviten a miembros de su familia y amigos a firmar. La declaración puede ser firmada en el (link petition page) en la página web de DIY RootsAction:

Declaración en el 60ª aniversario del Manifiesto de Russell-Einstein – 9 de julio 2015

En vista de la amenaza creciente que armas de guerra del futuro, nucleares y de otra tipo, se usaran que pondrán en riesgo la existencia continua de la humanidad, le urgimos a los gobiernos del mundo que se den cuenta y que reconozcan públicamente que sus propósitos no pueden ser avanzados por una guerra mundial, y les urgimos a ellos, entonces, que encuentren medios pacíficos para la resolución de todos tipos de conflictos entre ellos.

También sugerimos que todos los gobiernos del mundo comiencen a transformar esos recursos previamente asignados a preparativos para conflictos destructivos, hacia un nuevo objetivo constructivo: la mitigación del cambio climático y la creación de una nueva civilización sustentable a escala global.

Este esfuerzo es auspiciado por Foreign Policy in Focus, the Asia Institute, and World Beyond War, y será lanzado el nueve de Julio, 2015.

Tú puedes firmar y pídeles a todos los que conoces que firmen esta declaración aquí:
http://diy.rootsaction.org/p/man

¿Por qué es importante esta declaración?

Hace exactamente 60 años hoy, intelectuales destacados guiados por Bertrand Russelle y Albert Einstein se reunieron en Londres para firmar un manifiesto expresando sus inquietudes sobre la lucha entre los bloques comunistas y anticomunistas del mundo en la época de la bomba de hidrogeno que garantiza la aniquilación de la humanidad.

Aunque hemos hasta ahora evadido una guerra nuclear que estos intelectuales temían, el peligro simplemente ha sido pospuesto. La amenaza, la cual ha resurgido recientemente con los conflictos en Ucrania y el Medio Oriente, solo ha crecido más terrible.

Por otra parte, la aceleración veloz de desarrollo tecnológico amenaza con poner armas nucleares, y muchas otras armas de destrucción similar, en las manos de un circulo creciente de naciones (y hasta potencialmente “actores no estatales”). Al mismo tiempo, los primeros posesores de armas nucleares han fallado en cumplir sus obligaciones bajo el del Trato de No Proliferación Nuclear de destruir sus reservas.

Y ahora confrontamos una amenaza existencial que puede competir con hasta las consecuencias destructivas de una guerra total nuclear: el cambio climático. La explotación rapaz de nuestros recursos naturales y una dependencia excesiva irreflexiva en combustibles fósiles, han causado una ruptura no vista antes de nuestro clima. Combinado con un ataque absoluto sobre nuestros bosques, nuestros humedales, nuestros océanos, y nuestras tierras de cultivos en la búsqueda de ganancias a corto plazo, esta expansión economía insostenible nos ha traído al filo de un abismo.

El manifiesto original original 1955 manifesto declara:

“Hablamos en esta ocasión, no como miembros de esta o esa nación, continente, o credo, pero como seres humanos,” miembros de la especie humana “cuya existencia continua esta en duda.”

El tiempo ha llegado para escaparnos del concepto distorsionado y engañoso del progreso y del desarrollo que tanto nos ha seducido y ha conducido a la destrucción.

Los intelectuales asumen una responsabilidad particular de liderazgo por virtud de su experiencia especializada y percepción acerca de los factores científicos, culturales y históricos que nos han conducido a nuestro dilema. Entre un elemento mercenario que persigue una agenda de intereses a corto plazo sin consideración a las consecuencias y una ciudadanía frecuentemente desanimada, engañada y a veces apática están los intelectuales en cada campo de estudio y esfera de actividad. Es nuestra responsabilidad de denunciar la aceleración imprudente de armamientos y la destrucción criminal del ecosistema. El tiempo ha llegado para que levantemos nuestras voces en un esfuerzo conjunto.

http://diy.rootsaction.org/petitions/manifesto-on-the-future-of-war-and-climate-change?bucket&source=facebook-share-button&time=1436902045

Published by

Carlos Rix

My name is Carlos Rix, I am in Brazil. This blog is a nice place to meet people, make friends, express myself, etc. I like Citizen Journalism. I am in Brazil now, but i have traveled around too. Places like Argentina, Paraguay, Bolivia, United States, Korea... there are many other places I would like to know... life is really nice, all I do is to give it a chance. I would like to visit Aquaba in Jordam, Lebanon, Italy, Spain and Portugal.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s